Esther Llull

Comer, orar, amar

Literatura y Ficción
(sin votos)
Loading...

comer-orar-amarEl equilibrio es no dejar que nadie te quiera menos de lo que te quieres tú. Ni demasiado leal, ni demasiado egoísta, de otra forma la vida se vuelve una locura.

A la mayoría de los hombres les crea ansiedad empezar una relación. Ricardo es un buen gourmet de Cebreros (Ávila) y ha decidido llenar su vida no sólo con sabores gastronómicos sino con una mujer con la que poder compartir su gran afición culinaria.
Kamila no sabe disfrutar del momento, siente que tiene que conocerse a sí misma primeramente antes de darle una oportunidad a la persona con la que desea compartir su vida, por lo que viaja a las islas Hébridas, donde nacieron sus abuelos, para poner su propia pastelería y un horno artesanal.
En el restaurante Noma, Diotima cada día se enfrentaba al concepto moderno de menú-degustación en sus platos y trataba de conseguir un ambiente floral y silvestre, una preparación que pudiera recordar el hábitat de donde procedían sus productos, tales como musgos, setas, corales, algas y fauna subacuática. Un día se plantea el reto de superar a su vecino restaurante, pero cuál es su sorpresa cuando la bondad de su vecino y su talante danés la hace replantearse su papel en la relación.
Cocina gourmet y amor se imbrican así resultando una combinación reforzada en la magia de un beso bajo la luz lunar, las lágrimas dulces o la sonrisa flotante en una isla remota.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*