Gaby Machuca

La última vez que fui feliz: Cuando el cielo y el infierno se viven en la tierra

Crecimiento personal
1 votos, promedio: 5,00
Loading...

Tienes en tus manos una historia, una larga vivencia en la que se conjugan el dolor, la alegría, la esperanza y hasta el terror, en el ser de una triste niña de trece años, una flor que apenas abría sus pétalos a la luz de la vida. ¿Qué criatura, a sus trece años está pensando en casarse?
En una hacienda polvorienta y alejada de la civilización, esta niña, Amapola, fue vendida, arrojada, abandonada por sus padres a los brazos de un cacique viejo y enriquecido llamado Sotero que vivía solo con su hermana Concepción. El cacique la obliga a someterse a los más despiadados sufrimientos, desde el tener que complacerlo sexualmente sin haber sido púber, a recibir desprecios, malos tratos, golpes y satisfacción de los más bajos apetitos sexuales.
Una historia llena de intrigas donde se ven reflejados los mas bajos instintos hacia una mujer que sufre una y otra vez por gente sin principios y con afán de la autosatisfacción.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*